Flores de yogui

floresyogui

Anuncios

Regresando a la matrix CDMX con flores.

amandas

Después de un tiempo, estoy en casa de nuevo, continuando con los sueños de Chuladas Botánica, proyecto que viaja en barco desde hace unos años y ahora trae consigo la magia de lugares que inspiran desde la mirada hasta el corazón.

Con nuevos objetivos en este camino, con la intención de seguir transformando lugares y personas a través de seres vivos fotosintéticos; revivimos este espacio, navegando entre nuevos colores y formas hacia un infinito de conocimiento y danza de flores.

Comparto mi experiencia de sólo “ser” un canal entre mensajes, palabras y la perfección  de la naturaleza. En realidad estos seres encuentran su lugar para poder transmitir y transformar con su delicado amor. Ya sea en macetas o en floreros, su mensaje simplemente aparece.

Gracias por creer en Chuladas Botánica.

Flores antes de partir

floreshastaluego

El 3 de mayo Chuladas Botánica entregó una artesanía floral muy especial. Siempre disfruto pensar las flores, escogerlas y encontrarles un lugar a cada una, en todos los arreglos va un cachito de mí. Las flores siempre hacen magia, esta vez me inspiraron para escribir esto.

Las especies mágicas elegidas fueron:

Craspedia. Especie originaria de Nueva Zelanda. Su nombre proviene de la palabra griega  kraspedon, que significa “frontera o borde”.

Scabiosa menor. Especie proveniente de Europa y Asia. Sólo aparece en los prados una vez al año, durante la primavera.

Carthamus tinctorius. Planta oleaginosa con ramificaciones con cabezas florales, que contienen entre 15 y 30 semillas. De ellas se extrae aceite vegetal comestible (aceite de cártamo). Común en México, Estados Unidos e India.

Ammi majus. Planta herbácea que, desde Egipto, ha logrado difundirse por todo el mundo, salvo en la Antártida. Antes se usaba aplicándolo sobre la piel para tratar psoriasis y vitíligo.

Dátiles. Fruto de la palmera Phoenix dactylifera, considerada edulcorante por ser 70% de azúcar.

Esta hechicería está pensada para el aniversario de matrimonio entre dos amigos muy queridos. El día de su boda, el anaranjado y amarillo coloreaban los rincones.

Hoy, después de dos años, iba camino a entregar el festejo de ese amor y, al mismo tiempo, sería una especie de despedida del D.F. Así llegué a la oficina de Andrés, un señor-chango que siempre me ha cuestionado, empujado e inspirado a concretar mis ideas, esta vez la más grande: Chuladas Botánica.

Al despedirnos no pudimos evitar discutir acerca del amor. Yo, en una postura recién encendida por la Huasteca Potosina y el desierto de Wadley acerca del AmorUniversal, y él intentando meter este concepto en definiciones con las palabras “target” y “tendencia de mercado”. Refunfuñando, Andrés me reclamó que cuando me voy los dejo a todos con mi discurso del amor, que el mundo necesita que se cambie desde aquí y no viajando. Yo pienso diferente. El amor va a donde uno vaya dejando una parte viva y palpitante en las conexiones de amor que hasta ahora se han construido. Ese lazo seguirá existiendo, sólo se transforma día a día, aquí cerquita o en la lejanía. Por fin, entiendo que la distancia es relativa.

En medio del tráfico de hora pico, Andrés me preguntó:

–¿Qué haces tú para cambiar el mundo? ¿Cómo vuelves tangible todo este discurso intangible que siempre te he escuchado acerca del AmorUniversal?

Y yo contesté:

–La respuesta está dentro de un florero, en el asiento trasero de tu auto.

Las flores me ayudan a entender y transmitir el AmorUniversal, a seguir conectando a las personas entre ellas y con la Madre Tierra. Tal vez se lee muy hippie, pero así se ha manifestado en mí el amor con las flores, así el mundo de Chuladas Botánica.

Gracias y hasta pronto,

Denisetta Arvizu.